lunes, 14 de abril de 2014

¿Compra, Renting o Leasing de un coche?

No hay comentarios :

Comprar un coche o hacer un contrato de leasing o renting, es uno de los grandes dilemas a los que se enfrentan todas las empresas a lo largo de su actividad profesional. ¿Pero cuáles son las diferencias básicas a la hora de decidirse por alguna de estas tres alternativas?

Desembolso Inicial

Para realizar una compra, es necesario realizar una inversión inicial alta, por lo que es necesario contar con liquidez.

En el caso de leasing, no es necesario contar con liquidez, sin embargo es necesario abonar el coste de apertura del contrato, además de las correspondientes cuotas mensuales que si bien no son muy elevadas, no cubren todos los gastos vinculados al vehículo, tales como seguro, mantenimiento, reparaciones, etc, a efectos prácticos es bastante similar a la compra.

Por último, en lo que respecta al renting, es posible realizar una aportación inicial, pero no es obligatoria. Únicamente es necesario realizar los pagos de las cuotas mensuales.


Matriculación del Vehículo

Tanto para el caso de comprar el coche como de realizar un contrato de leasing, el cliente figura como titular y debe hacerse cargo de los costes y gestiones administrativas para la matriculación.

Por el contrario, en los contratos de renting, es la compañía arrendataria la que figura como titular del vehículo, por lo que debe de hacerse cargo de las gestiones adheridas a la matriculación y no el cliente.

Gastos

Al comprar un coche, el cliente se enfrentará a múltiples facturas a lo largo de la vida útil del mismo.

Al realizar un contrato de leasing, que es en parte una forma de financiación para que las empresas puedan adquirir un vehículo, el cliente abonará además de la cuota de mensual de leasing, las facturas y gastos ligados al vehículo.

Realizar un contrato de renting, implica además de un considerable ahorro respecto a la compra, deshacerse de todo tipo de gastos. Todo está incluido en la cuota del renting.

En esta línea, la previsión de costes en renting es clara y sencilla. No cabe lugar a riesgo, al contrario de lo que sucede tanto en la compra como en el contrato de leasing.

Contabilidad

Tanto en la compra del vehículo como en el leasing, el cliente debe contabilizar el coche como un activo empresarial, frente al renting que se contabiliza como un gasto, favoreciendo a la capacidad de endeudamiento empresarial.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

En breve revisaremos tu comentario y será publicado